¿Debemos tener miedo a los fenómenos paranormales?

Según la RAE el Miedo se define como:

Angustia por un riesgo o daño real o imaginario . 2. m. Recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea .


Hace unas semanas, mientras navegaba por la red de redes, me topaba en Youtube con un vídeo en el que unos chavales se adentraban a plena luz del día en uno de los lugares donde Gran Canaria Paranormal ha investigado durante múltiples visitas. Un lugar de lo más interesante bajo el punto de vista parapsicológico y en cierta forma no apto para aquella gente fácilmente impresionable y sugestionable.

El video transcurre con total normalidad, hasta que algo ocurre inesperadamente en forma de un posible fenómeno parafísico. El grupo en cuestión, que visitaba aquel lugar, reaccionó ante tal situación de forma alarmada. Entraron en pánico y salieron de forma tan apresurada que incluso uno de estos se hizo un pequeño rasguño. No obstante, decidieron volver para averiguar de que había tratado el supuesto fenómeno que habían presenciado.

Algunos de los consejos que muy humildemente suelo dar tras mis experiencias a quienes me lo piden con intención de ir a este tipo de lugares abandonados, y más sabiendo que hay posibilidad de que acontezca fenomenología paranormal, es que antes de nada, deben visitar durante luz del día el emplazamiento en cuestión para averiguar si es seguro por su estructura así como ver si hay alguien que lo esté habitando. Igualmente, como  de esto último nunca se puede estar seguro ya que la persona podría aparecer en cualquier momento, mi sugerencia es que permanezcan en el enclave mientras anochezca, para no toparse con esta al entrar durante la noche.

Por otro lado se tienen que conocer a si mismos y al grupo acompañante en cierta medida para saber cómo reaccionarán ante una situación relacionada con fenómenos paranormales (Ya lo comenté en la entrada sobre “cómo iniciarse en investigación de fenómenos paranormales). Y si ocurriera algo, intentar analizar lo sucedido, especialmente porque pueden tener un motivo natural como los sonidos que pueden proceder de algún animal o movimientos de puertas, ventanas y demás, los cuales pueden estar sujetos a posibles rachas de viento o a un mal anclaje.

http://gph.is/2cQO1oa

Desde un punto de vista más, trascendental, deberían pensar que lo más probable es que las manifestaciones paranormales que se puedan llegar a dar, estén provocadas por posibles difuntos que permanecen en el lugar por algún motivo. Algunos de estos sabrán que están “muertos”, otros no querrán reconocer su estado actual y otros no serán conscientes de ello. Ya hablé en su momento sobre el porqué nos quedamos entre los vivos tras la muerte e incluso se realizó un aula virtual sobre el mismo tema con Santiago Vázquez en su programa, “Más Allá de la Realidad”, del cual, recomiendo su escucha.

Durante estos años, y gracias al testimonio de mis dos compañeras, Eva y Sary, he podido darme cuenta de que la mayoría de los fenómenos, se deben a presuntos fallecidos que se encuentran entre nosotros, en nuestra dimensión y que aún no han dado el paso a un plano superior. Estos, aunque no pueden manipular la materia al igual que nosotros, si que pueden alterarla de cierta forma con su energía.

Sin embargo, podríamos distinguir al menos entre dos causas primordiales, en especial una, las que se manifiestan de diferentes formas.

Las que han aparecido tras haber realizado algún tipo de ritual o mediante ouija, y en teoría no han sido ni serán seres humanos, como podría ser la presunta causa maligna que se invocó en el búnker de Arinaga (comentada en el artículo anterior), o la forma pensamiento evocada en cierta ocasión en la finca San Rafael. Estas causas, aunque también pueden encontrarse en cualquier lugar, como en una guagua o autobús,  suelen hallarse más en emplazamientos en estado de abandono debido a que son estos los lugares que eligen todo tipo de sectas y no sectas que se dedican a realizar estos ritos. Por ello, mi recomendación  a los que pretenden adentrarse en este tipo de lugares es que no vayan, simplemente, ya que nunca se sabe cuándo se puede dar otro caso como el mencionado líneas más arriba.

Por otro lado, la causa primordial, que es la de supuestos difuntos que habitan o deambulan por un lugar específico. Casas, hospitales, edificios antiguos.. Estos, pueden hallarse en cualquier lugar, pues los motivos suelen ser muy diversos. Desde seguir ocupando su último lugar de trabajo, como el intentar evitar que alguien viva en su antigua morada…

Teniendo en cuenta esta hipótesis, la de que sean posibles personas fenecidas las que se manifiestan a través de diferentes tipos de fenómenos paranormales, bien para indicarnos algo, bien porque simplemente les apetezca, quizá deberíamos replantearnos el motivo de ese miedo ancestral, y pensar que básicamente son iguales a nosotros, salvo que ya no dependen del cuerpo físico. De hecho, estoy convencido de que algún día nos encontraremos en el mismo estado que ellos incluso que ya hayamos pasado por esa situación, y por tanto, temerlos a “ellos”, es en cierta forma, temernos a nosotros mismos.

Más cuando en múltiples ocasiones, muchos de estos fenómenos son producidos posiblemente por familiares ya fallecidos, y por tanto, quizá le estemos temiendo a nuestros propios seres queridos. Aquellos que decidieron quedarse para cuidar de nosotros, lo cual sería bastante irónico…

No creo que la palabra temor, esté reñida con la palabra respeto. Debemos aprender a entender los fenómenos como a otros tantos aspectos de la vida que se merecen lo mismo. El respeto es clave en estos asuntos donde normalmente se desconoce la verdadera causa del fenómeno que presenciemos. Simplemente hay que intentar actuar con normalidad y pensar fríamente en la medida de lo posible, todos somos humanos y algunas situaciones nos pueden más que otras)

Hay que tener en cuenta que el 99 por ciento de los fenómenos que ocurren cada día, son muy sutiles, pues al fin y al cabo, suelen ser provocados por, como he dicho anteriormente, personas sin cuerpo físico que simplemente están en sus asuntos, y mientras no se les provoque para que se manifiesten de forma más notoria, seguirán así hasta que Dios quiera.

Como anécdota, me gustaría contar una situación un tanto desconcertante que ocurrió en un súpermercado muy famoso en España, la cual compartí en cuanto pude en Twitter.

Estando con una de las paragnostas de Gran Canaria Paranormal, realizando una pequeña compra en la zona de la frutería de un conocido “súper”, a lo largo del pasillo, dónde se encontraban unos pocos clientes más así como algún dependiente del susodicho establecimiento, ocurrió algo que me llamó especialmente la atención. Un producto, situado en uno de los estantes, se precipitaba sin motivo aparente a apenas unos centímetros de mi. Obviamente me quedé pensando y extrañado. No era la primera vez que había pasado algo semejante en otro tipo de súpermercado. El paquete se encontraba bien colocado, y ni tan siquiera lo había rozado sin querer. Tras cerciorarme de que la caída había sido algo más que extraña, le pregunto a Sary si le había visto sentido alguno, a lo cual me miró con una sonrisa de soslayo.

  • ¡Venga ya!… ¿Fue alguien que estaba por aquí haciendo la compra? Una señora, tal vez…
  • Sí, una señora que estaba a tu lado.
  • ¿Pero estiró la mano para coger la remolacha?
  • Sí, fue a cogerla y por eso se cayó.
  • ¿Y luego?..
  • Nada, simplemente lo dejó y siguió de largo.
  • Bueno, ya casi ni me extraña, ya en el Spar de Arinaga ocurrió.
  • Sí, con unas naranjas.

Cierto, tal suceso no era la primera vez que había ocurrido. En su día, vimos algo parecido  en Playa de Arinaga, y posiblemente en más de una ocasión en el mismo lugar.

Con esta pequeña “anécdota”, aparte de ver como una vez más, los fenómenos suelen pasar desapercibidos, también quiero decir de cierta manera, que las causas paranormales relacionadas con la hipótesis prioritaria, suelen provocar sucesos similares a lo que hacemos en vida. Coger un objeto, mover una puerta, caminar… Etc. Por lo que nuestro temor está mal infundado pues fácilmente puede ser confundido con algo natural.

Debemos pensar que simplemente son ellos quienes siguen haciendo sus vidas e intentar no alterarnos si presenciamos algún tipo de suceso extraño, siempre y cuando no sobrepase ciertos límites y no altere nuestra forma de vida, como rotura de vasos, movimiento de mobiliario, lámparas que oscilan solas, etc. Fenómenos bastante más notorios y violentos que apenas suelen darse, pero que por testigos muy cercanos a mi, sé que se pueden dar. Hace largo tiempo que hablé sobre ello. Precisamente en el artículo de la sutileza de los fenómenos paranormales.

Normalmente si ocurren fenómenos hostiles, son debidos a causas paranormales malignas, o a un difunto muy enojado, y en tal caso es mejor acudir a profesionales que sean capaces de realizar un exorcismo. Nosotros no sabemos a día de hoy cómo hacer tal proeza, así que nos gustaría saber de alguien con esa aptitud. Ahora, debe entender que sabremos rápidamente si es un fraude o no. Ya  ocurrió en un chalet donde ocurrió un asesinato. Según un conocido mío, habían hecho una limpieza espiritual en el lugar, pero sin éxito ninguno, pues la causa paranormal seguía en el interior de la vivienda donde los habitantes presenciaban fenómenos paranormales.

En definitiva, si en algún momento quien lee estas palabras vive un fenómeno paranormal, le recomiendo que intente analizar la situación. Que no se deje llevar por el miedo como hicieron los muchachos del vídeo que comenté al principio de este post.

Salir corriendo puede llevar consecuencias graves. Lo normal es que haya un motivo natural, pero si no es así y efectivamente se está seguro de lo que ha visto o sentido, como en el caso de que se presencie una aparición fantasmal durante varios segundos, no de refilón (prueba a la que aún no me he visto sometido si no contamos con la silueta moviéndose vista en una pared de una casona, y por tanto, reconozco que no sabría cómo reaccionar hasta que experimente tal fenómeno, si es que llega el caso en algún momento de mi vida…), que intente pensar lo más fríamente posible y piense que es alguien como él y que quizá estén intentando hacerle llegar un mensaje.

Debo añadir, que también depende del lugar y el momento del día donde se viva la experiencia. No es lo mismo, vivirlo en el hogar durante el día, tras el fallecimiento de un ser querido, que vivirlo en el lugar de trabajo durante la noche, por ejemplo.

Hace unos días, plantee la pregunta que podréis ver más abajo en la cuenta de Twitter, y el resultado fue de lo más variopinto. Personalmente, coincido que varios de ellos. Ya lo dije poco más arriba. Si no he vivido tal situación, no sabría bien como reaccionar.

Así pues, te invito a que dejes tu respuesta a la misma pregunta en el recuadro de comentarios, pero esta vez te sugiero que cierres los ojos, y que visualices la aparición de una mujer de edad avanzada, traslúcida y enlutada. Sus pies apenas son visibles, te mira y se desliza hasta una habitación y desaparece.. ¿Cómo te has sentido?…

 

https://twitter.com/ERIKCHRISTYMIKE/status/884905297604726784

 

A partir de esta entrada de Gran Canaria Paranormal sobre “¿Debemos tener miedo a los fenómenos paranormales?”, es posible que la actividad mengue, debido principalmente a otros proyectos que tengo en mente. Pero tranquilos, que publicaré de vez en cuando algún programa de GCP TV que quedaron pendientes del año pasado y alguna cosita más. Ya sabes que puedes comentar más abajo, compartir este post con tus amigos y por supuesto, seguirnos en nuestras redes sociales. 😉


Anexo

He querido añadir este pequeño anexo con un toque más personal, pensando en que el lector debe de pensar que es irónico el escribir un post entero con intenciones de mitigar el miedo a los fenómenos paranormales, cuando el aspecto de la web y el ambiente que siempre o casi siempre ha tenido cada una de las publicaciones es el de tratar estos temas con un toque un tanto siniestro.

Y es cierto, si lo pensamos bien, no sólo le doy yo un toque lúgubre a mis publicaciones. Creo que la mayoría de los medios que hablan sobre esta temática usan tal recurso. Y quién sabe, quizá estemos equivocados y por eso mismo, relacionamos los fenómenos paranormales con el terror. Simplemente porque en mayor medida no se entiendan o no se tenga la debida información.

De hecho, el cine tiene bastante responsabilidad también sobre este asunto. Pocas son las películas que hablan filosóficamente sobre la vida tras la muerte, y muchas otras lo tratan a partir del miedo. Ya hablé sobre ello hace un par de años, donde a los pocos meses de empezar con estos menesteres, me di cuenta de lo mal entendido y prejuzgado que están los fenómenos paranormales.

Por otro lado, creo que en mayor parte, el aficionado a estos asuntos disfruta también de la temática de terror.  Y para que nos vamos a engañar, yo soy uno de los primeros. Al menos en mi es inevitable hacer una amalgama entre lo paranormal y lo terrorífico, pero es principalmente por lo que comentado en el párrafo anterior. Supongo que simplemente es inherente en mi así como en muchas otras personas y creo realmente que después de años, lustros y décadas será muy difícil que se pueda siquiera intentar separarlos lo uno de lo otro.

 

Anuncios

4 pensamientos en “¿Debemos tener miedo a los fenómenos paranormales?

  1. En Galicia convivimos mucho con el mundo de los difuntos y aparecidos, antiguas historias contadas generación tras generación narradas al calor de las antiguas lareiras, santa compañas, estantigas, demos y trasnos contadas con temor, ese miedo queda impregnado en el subconsciente colectivo, por eso mi respecto hacia esos temas es total y el miedo lo acompaña amigo David.

    Le gusta a 1 persona

    • En Galicia convivimos mucho con el mundo de los difuntos y aparecidos, antiguas historias narradas al calor del fuego de la lareira, santa compaña, estantigas, demos y trasnos, contadas con temor, ese miedo queda impregnado en nuestro subconsciente colectivo por eso mi respecto hacia esos temas es total y el miedo lo acompaña amigo David.

      Me gusta

    • Tierra mágica tu Galicia, amigo. Sería un lujo escuchar las historias que comentas junto a una hoguera durante la noche. Normal es ese temor a lo misterioso pues, si la misma cultura y la sociedad se ha encargado de ello a lo largo del tiempo. Un abrazo, amigo Santiago.

      Me gusta

  2. En Galicia convivimos mucho con el mundo de los difuntos y aparecidos, antiguas historias narradas al calor del fuego de la lareira, santa compaña, estantigas, demos y trasnos, contadas con temor, ese miedo queda impregnado en nuestro subconsciente colectivo por eso mi respecto hacia esos temas es total y el miedo lo acompaña amigo David.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s