"No me deis la lata"

Casa del Niño


El fenómeno que podréis ver a continuación, tiene gran importancia, y significa mucho más de lo que a priori puede parecer.
No es simplemente el movimiento anormal de un objeto por una causa “invisible”, sino que la causa paranormal que lo provoca nos da una información valiosísima, digna de mencionar y de reflexionar.
Muchos verán simplemente como sucede el fenómeno y se quedarán alucinando por el simple hecho de ver moverse unos milimetros algo que no debería moverse de su sitio salvo si alguien o algo físico lo provocase.

Este fenómeno fue el que omití en el vídeo sobre la crítica del trato actual del archiconocido orfanato, Casa del Niño, tras el programa de Cuarto Milenio. El cual, a día de hoy, sigue teniendo el mismo trato, a pesar de haber pasado más de un mes de la emisión del programa del canal Cuatro.
Este fenómeno, sutil pero bastante concluyente a la vez que desconcertante, me parece una manera de confirmar la información que me darían las paragnostas el sábado siguiente a la emisión del mencionado programa.
Y aquí me gustaría hacer un inciso sobre las compañeras. Una vez más, gracias a estas, he podido comprobar que realmente la causa paranormal se encontraba donde dijeron y como no, la demostración de lo especial que son este tipo de personas. Como suelo decir, sin ellas este blog no existiría. Tan sólo habría un aficionado a los fenómenos paranormales dando palos de ciego…
Dicho esto, comentaré que en esta visita, de la cual no volveré a hablar sobre el bochornoso espectáculo por parte de algunos individuos, serviría para darnos una información de lo más desconcertante y de lo más interesante por parte de la entidad de la suicida que actúa por la zona de la torre del abandonado orfanato.
Antes de entrar en materia, quisiera añadir una pequeña reflexión sobre lugares como la Casa del Niño. Lugares que con el tiempo, ganan fama debido a su aspecto y primordialmente por aparecer en medios de comunicación de prestigio no sólo nacional, sino también internacional como es el programa comandado por Iker Jiménez.
Este tipo de lugares, parece que al mismo tiempo que ganan en notoriedad por su historia, la pierden proporcionalmente por su verdadero misterio. No pocos han sido los comentarios visto en redes sociales diciendo que la “mujer de blanco” de la Casa del Niño es una leyenda, que en realidad no hay nada, pero lamentablemente no es así… Este es uno de esos casos en el que el misterio debe superar en importancia a la fama del propio lugar.

 Esto es lo que muchos esperan ver  en el ordanato… 

Sin embargo, existen enclaves con mayor actividad paranormal que el mencionado. Lugares en los que apenas hace falta buscar pruebas mediante aparatología que muestren indicios de que aún permanece algo o alguien habitándolo de alguna manera. Como la susodicha y maltratada Finca San Rafael, o la Cueva de Los Artiles. Lugares que parecen vivos por momentos, que caprichosamente se hacen notar cuando les apetece, bien insconcientemente o por intentar darse a conocer al visitante. 
Lo cierto es que la realidad de este orfanato es bien diferente a lo que el visitante actual espera ver.
El lugar encierra uno de los mayores misterios que alberga posiblemente, la forma más desconcertante de abandonar este mundo por parte de un ser humano; Por decisión propia. Una manera que al menos por la casuística, por las comunicaciones de estas entidades y primordialmente por los testimonios de las sensitivas de Gran Canaria Paranormal, se prevé como un grave error y que puede tener unas nefastas consecuencias.
En su día cuando escribí sobre el suicidio, expuse varios casos especialmente sobre entidades que vistas por las sensitivas, realizaban en bucle el último acto que hicieron en vida para finalizar con sus vidas. En la mayoría de los casos era precipitándose desde algún lugar. Desde puentes como en el barranco de Guiniguada o precipicios como en los alrededores del faro de Arinaga (Atención al número de la revista “Enigmas” del próximo mes de Diciembre).
Todos parecían tener algo en común, que nadie ni nada podía interrumpir tal ciclo. Ni tan siquiera perturbar el camino al que están, o eso parece, obligados a realizar. Eso no quitaba para que no se dieran cuenta de su verdadera situación. Así mismo, todos parecen estar apesadumbrados por no poder terminar con su desdicha de una vez por todas.
Esa frase que escuchó una de las sensitivas en su mente, ese “¿Por qué?” por parte de una de las entidades antes de lanzarse al vació, daba a entender que no podía deshacer el hecho de repetir una y otra vez el subir hacia la zona del faro de Arinaga y precipitarse al vacío para volver a realizar lo mismo una y otra vez. Que estaba obligada a permanecer ahí hasta que la causa que presuntamente la tiene así decida que puede abandonar esa especie de castigo.
Sin embargo, parece ser que algo ha podido provocar una “interferencia” en el tránsito de la “mujer de blanco”.
Antes de nada, añadir que normalmente, la energía de la mujer de blanco, se hacía notar desde varias decenas de metros. En una de las dos visitas que hice en solitario a este lugar, sabía por donde se encontraba la entidad, gracias a la gran capacidad de las compañeras, las cuales se encontraban fuera del recinto. Por lo que, cada vez que la intentaba captar mediante mi querido péndulo por la zona de la torre, me comunicaba con las compañeras para cerciorarme de que la entidad era la posible responsable del movimiento de esta herramienta.
No obstante, esa noche de sábado parecía que la entidad no se hacía notar. Si recordamos que en la primera visita al lugar, la presencia trasmitió a una de las compañeras las sensaciones tan desagradables que esta pudo tener al chocar contra la iglesia que se encuentra a los pies de la torre y que poseriormente, con tan sólo acercarse al enclave, le empezara a molestar la zona cervical, presuntamente por los efectos de la caída de la “mujer de blanco”, lo normal sería que en esta ocasión la hubieran percibido ambas paragnostas con tan sólo acercarnos al recinto.
¡Pero no! Algo extraño tenía que suceder para que esto ocurriese. Algo en el entorno de la causa paranormal que afectase al ciclo al que parece estar penada. 
“David, no notamos a la chica”- Me comentaban las compañeras mientras aún andábamos por la zona de los pasillos del recinto. 
No obstante, mientras yo “atendía” a algún grupo que otro, intentando hacerles entender el verdadero misterio del orfanato, las compañeras decidirían permanecer en una de las zonas claves del viejo macro centro de menores para intentar captar a la presencia de la “mujer de blanco”.
Al fin, al encontrarnos ya a solas me comentarían donde se hallaba la entidad. Al parecer, se encontraba arrinconada, en una de las habitaciones del orfanato. Con poca energía como dije, apenas perceptible. Se Mostraba afligida y asustada, suponemos que por la muchedumbre que había irrumpido en su “habitat”.
Recordad que el lugar parecía una especie de “mogollón” carnavalero. La anarquía se había apoderado del orfanato. Personas disfrazadas, gritando, bebiendo e incluso tomando drogas, era el panorama de aquella noche.
Esta podía ser la razón más plausible por lo que la entidad apenas se hacía notar y por lo que había interrumpido su camino.
Sin embargo, esto no es lo más llamativo, por supuesto. Lo más llamativo sería, refiriéndome a este presunto caso de suicidio, es que parece ser que el entorno ciertamente le afecta a diferencia de otros. En este caso, el gentío que se encontraba especialmente en la zona de la torre.

A diferencia de lo que nos parecía indicar hasta ahora las entidades de los suicidas con este tipo de muertes trágicas, esa indiferencia hacia lo que ocurriera alrededor salvo por escasas comunicaciones con las personas con capacidad extrasensorial mediante clariaudiencia o psicografía, es que al menos el caso del orfanato puede verse perturbada según lo que suceda en su entorno, siempre y cuando, estos cambios sean de grandes proporciones. Sin embargo, quizá tenga que ver la personalidad de la entidad, o el grado de “alboroto” que exista alrededor.
Algo que no comprendo es por qué la causa de la torre interrumpe el ciclo y las entidades que van por el paseo de Playa de Arinaga hacia el faro, entre otras, no parece que cambien de ninguna manera su camino, aún habiendo abierto recientemente un restaurante con terraza en la zona donde precisamente terminan su trayectoria antes de precipitarse al vacío, o en la época de verano, cuando suele haber mayor tránsito de personas por ser zona vacacional y temporada de fiestas del pueblo costero del mencionado lugar. 
Lo que está claro es que parece que al menos  la “mujer de blanco” ha podido cambiar su rumbo, o al menos pausar la pena impuesta pero no su pesar… Lo que no podemos saber ni creo que lo sepamos algún día con exactitud, es a qué se debe esto, ni si afecta a otras entidades de este tipo (suicidas).

Dicho esto, hablaré del momento en el que por fin, daría con el fenómeno extraño. 
Casi por “casualidad”, durante la visita diurna al recinto, después de recorrer la mayor parte del mismo, me toparía con una lata vacía tirada en el suelo. Como todo buen investigador que se precie, hice uso de mi ingenio y aprovechando que estaba cerca de la zona donde las compañeras habían dado con la entidad del orfanato, coloqué la lata en el suelo para ver si podía conseguir algún tipo de interacción con la mencionada presencia. Este dato les puede servir a aquellos que carezcan de un gran presupuesto. Ya que no es mejor el investigador con mayor presupuesto, si no el que más ingenio tenga. 
Así pues, tras usar mi querido péndulo para verificar que algo anómalo se encontraba conmigo allí, me dispuse a realizar preguntas y a pedirle a la causa paranormal que moviera la lata que tenía en el suelo a modo de respuesta. 
Preguntas como, ¿Te molesta que venga gente aquí? o ¿Prefieres que deje la zona? fueron algunas de las cuestiones que pronuncié a la espera de alguna contestación por parte de la causa. 
Durante varios segundos, la lata parecía moverse muy levemente. Tan sólo un balanceo al que no le quería dar importancia, ya que al ser un recipiente que contenía una bebida azucarada, esta estaba “invadida” por hormigas. 
Ante la duda, y al ver que seguía tan sospechoso movimiento, decidí sacudir la lata para liberarla de tanto insecto “invasor”… 
Al fin, pasados unos minutos en los que salía y entraba de la habitación, la lata, parece que hace un movimiento mucho más aclaratorio y revelador. Un movimiento que no era un balanceo como en un principio parecía ser motivado por los pequeños insectos. Un movimiento de traslación que aunque sutíl, parece más que esclarecedor y que al menos para mi, confirma que en ese momento estaba acompañando yo, y no al revés, al auténtico mistero de la Casa del Niño, a la causa paranormal que sigue afligida cada vez más por los transeuntes que perturban su trayecto sin retorno y que me ha hecho pensar mucho sobre la actitud de este tipo de entidades. 

  
Una actitud que quizá, deje de lado una vez que la dejen tranquilo los “visitantes” que a día de hoy siguen transitando con el fin de pasar un rato aterrador en este inmueble lleno de aulas, habitaciones y pasillos interminables…
Lamentablemente, dudo que esto pase al menos a corto plazo ya que visto lo visto, las autoridades pertinentes no parece que se pongan de acuerdo para rehabilitar el recinto, así que el lugar seguirá con el mismo panorama para desgracia de la apagada “mújer de blanco”. Esto me hace también pensar algo muy interesante.. Y es que me gustaría saber qué pasaría si el lugar fuese borrado del mapa… Qué pasaría si fuera derruido.. Qué sería de la entidad si ya de por sí ve alterado su trayecto por el motivo comentado anteriormente. Quizá seguiría deambulando sin ningún rumbo fijo… O quizá fuera llamada por fin a ese otro lado al que todos debemos ir…
De lo único que estoy seguro es que nadie tiene como destino tal manera de fallecer y que sus consecuencias son un aviso para los demás de lo que puede ocurrirte si te vas por tu propia voluntad al mismo tiempo que nos da una información valiosísima; Al otro lado nos espera algo mejor (si has obrado bien) y que estas mencionadas consecuencias son una manera de decirnos que no tengamos prisa, primero debemos superar la dura prueba de la vida para merecernos un mundo libre de las ataduras del cuerpo físico.  

Si te ha gustado esta entrada sobre “¿Por qué nos quedamos tras la muerte?”, te invito a que lo compartas en redes sociales y que comentes. Igualmente puedes seguirnos en nuestro canal de Telegram vía móvil. https://telegram.me/grancanariaparanormal

Anuncios

4 Comments

  1. Increible tu experiencia David. Alucinante lo q has logrado captar. Aunque ya es innegable hasta para los escépticos q el fenómeno paranormal existe y es real, siempre resulta sorprenderte poderlos captar de forma visual o audible , ya q la mayoría de las personas carecemos de sensaciones y sensibilidad ante la fenomenología. Gracias x estar siempre al pié de cañón y no abandonar ya q para conseguir un solo registro gráfico o audible sabemos cuantos cientos y cientos de intentos fallidos hay q digerir. GRACIAS DAVID. Por tus aportaciones eres infatigable. Ánimo valiente.

    Me gusta

    1. Muchas gracias, Marta. Tarde o temprano el fenómeno se deja ver. La causa, aunque caprichosa, a veces también colabora aunque la mayoría de las veces lo haga inconscientemente. Seguimos adelante para dar testimonio y hacer comprender que verdaderamente hay otra realidad que intenta asomarse por algún motivo. Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s