¿Por qué nos quedamos tras la muerte?

Bello Amanecer

Esta entrada del blog de Gran Canaria Paranormal de “¿Por qué nos quedamos tras la muerte?”, es un intento de recuperar la versión original de la misma, publicada a finales de Agosto del año corriente. La cual fue borrada del servidor por un fallo del mismo hace unas semanas…

Por lo tanto, intentaré recordar e incluso añadir algo más que en aquella versión original. Así pues, para los que leyeron aquel post que publiqué a principios de Octubre mes que ya finaliza, podrán leerlo sin que les “suene” a más de lo mismo.

En adelante, intentaré hablar de las posibles causas por las que las “presencias”, que hemos ido encontrando mediante las paragnostas de Gran Canaria Paranormal, se han podido quedar, dependiendo de si lo han decidido por si mismas u obligadas a permanecer entre nosotros… Siempre hablando en hipótesis.


Protectores…

En múltiples ocasiones, al morir, o mejor dicho, al desencarnar, nos sentimos con la sensación de que dejamos a nuestros seres queridos atrás. Como si les abandonáramos. Así mismo, también por mero temor a que alguno o algunos de estos le pudiera ocurrir cualquier cosa, o porque sientas de alguna manera que te necesitará en algún momento.

Aunque me incline más por las causas mencionadas anteriormente, también he llegado a pensar, que estas entidades protectoras, se quedan por ordenes de una entidad superior. Una especie de misión, en la que el objetivo es proteger a tus seres queridos… Esto podría contradecir la leyenda del Angel de La Guarda, pues en teoría, todos tenemos uno y su principal objetivo sería protegernos de alguna forma.

Cierto es, y es algo que he vivido en mis propias carnes, es que parece ser que es cierto que pueden dar alguna señal referente a algún suceso que pudiera acontecerse. El problema está en que si no se es capaz de interpretar, o ni tan siquiera darte cuenta del fenómeno paranormal que provocan para llamar la atención a modo de aviso, ocurrirá probablemente lo que intentan evitar.

La pregunta del millón sería, cómo es posible que tengan conocimiento de un posible futuro y con cuánto tiempo de antelación. Parece que al fenecer, el alma obtiene información privilegiada, la cual cuando estamos en esta “cárcel de carne”, no tenemos.

Siempre he pensado que hay ciertas pruebas, ciertas situaciones en las que nos tenemos que ver forzosamente. Bien por pruebas marcadas antes de encarnar en este mundo físico, bien por deudas de vidas pasadas…

Otras en cambio, dependen de decisiones sólo y exclusivamente propias.


Obsesionados a sus labores

Una de las causas que más proliferan, y que vemos más últimamente, es la de aquellos que parecen decidir quedarse haciendo sus labores. Personas que quizá dedicaron toda su vida a su trabajo, fieles e incondicionales al mismo incluso sin ser dueños de un negocio. La mayoría de estas entidades parece que mantuvieron algún tipo de responsabilidad en su oficio, por lo que pudiera ser que aún habiendo fenecido, sigan teniendo tal sensación. Por tanto, en lugar de trascender, decidieron seguir cumpliendo con su cometido, aunque fuera a su manera.

Quizá, ni siquiera se hayan dado cuenta de su estado, y de ahí que sigan con su vida.. La pregunta es, por qué seguir trabajando y no ir con sus familias, o realizando algo más ameno..

Quién sabe, a lo mejor cuando perezca un servidor, decido permanecer sentado delante del ordenador haciendo como que escribo…

Casos como el de los militares de los búnkers de San Juan podrían indicar que ciertamente algunas almas deciden o les dejan quedarse para seguir cumpliendo sus obligaciones.

No obstante, en una reciente investigación en una fábrica de material de construcción abandonada, las presencias que se encontraron durante la misma, podrían coincidir con antiguos trabajadores. Los cuales, siguen trabajando como si el lugar siguiera con actividad.


Apegados a lo material

Otro de los motivos que hemos observado es el apego a lo material. Especialmente por el hogar. Por su vivienda.

Hará poco tiempo, en el que tras habernos topado con una pequeña casa en medio de una carretera convencional, una de las paragnostas detallaría a la presencia que allí se encontraba; Una señora mayor, que permanecía en lo que posiblemente era su casa en vida. La cual, al ver que intentábamos entrar, mostraría un rostro de preocupación, según la sensitiva. Tras esta descripción, decidimos no intentarlo más y dejar el lugar.

No obstante, este podría ser otro caso de almas que no ascienden a la luz para salvaguardar su bien más preciado. En este caso, su hogar.

Otro caso más, aunque quizá haya algo más siniestro y oscuro detrás de él, es el archiconocido caso de “la casa blanca”, es decir, la famosa finca San Rafael. Tan maltratada y porque no decirlo, mal interpretada por muchos.  Esa residencia de verano del ex coronel del Caudillo, Francisco Franco, donde hemos podido presenciar todo tipo de fenómenos que indican que el antiguo militar continúa en tal lugar con la idea de que sigue en su hacienda, con sus hobbies en el taller, sus asuntos en el despacho, y otros menesteres por toda la finca.


Miedo a la revisión de la vida…

Dicen, que tras ascender, tras ir hacia ese ser luminoso, nos “someten” a una revisión de todos nuestros actos en el mundo físico. Tanto los buenos como los malos… Ser bondadoso, ser egoísta, ser compasivo, ser despiadado… Ect.  Quizá, en algunos casos en el que el alma descubre que se ha desprendido de su cuerpo y ve que tiene la capacidad de irse, teme que en ese otro lado le van a “reñir”, por así decirlo, al ser consciente de que sus actos no han sido los más adecuados en vida.

En esta ocasión, podríamos hablar de supuestos asesinos, como por la zona de los búnker de Las Mesas de San Juan. donde en más de una vez, en sesiones de escritura automática, se ha cruzado comunicaciones sobre un doble asesinato. Ninguno de estos ha ascendido y parece que repiten una y otra vez el momento fatídico de tal suceso.


Personas no tan cercanas a Dios…

Igualmente, y según los lugares donde hemos podido encontrar a entidades de presuntos clérigos , como en el internado de Tafira donde varias monjas pudieron ser presenciadas por las sensitivas. Una de estas, con un bulto en su regazo. O el caso del pequeño colegio abandonado en el municipio de Artenara en el que el párroco parece que estuvo envuelto en un asunto algo turbio… Casos que nos dan a entender que posiblemente algunos de estos, prefirieron no someterse a tal juicio particular tras su actos. Siempre hablando en hipótesis, por supuesto.

Otros religiosos en cambio, parece que optaron por quedarse entre nosotros y seguir realizando sus labores. Un ejemplo, bastante claro es el ocurrido en la parroquia de San Juan en Arucas, donde una de las medium podría ver con claridad a un sacerdote sentado en el confesionario…

Sea cuál sea el motivo, alguna razón tienen que tener para no ascender y preferir quedarse para seguir sirviendo a sus feligreses.


Almas errantes…

Algunas almas, parecen que por diferentes circunstancias se encuentran perdidas, sin rumbo. Dan a entender que buscan su casa, sin éxito alguno. Como ocurriría en uno de los tantos “cruces” de comunicaciones durante una de las sesiones de escritura automática, en el que la causa paranormal que contactó con la medium mostraba un gran sollozo al no encontrar su hogar.

Haciendo una parada en el camino, y es algo a lo que llevo intentando dar respuesta desde hace mucho tiempo. Es cómo es que a algunas personas, al desencarnar que no descarnar, parece que algún ser querido que ya había fallecido con anterioridad, viene a recibirlo, dando a entender que lo hacen para evitar menguar el impacto que puede tener ver que efectivamente hay algo después de la muerte.

En cambio, por la casuística, hay muchas otras almas que no parecen tener esa especie de ayuda. Almas como la comentada anteriormente, sin rumbo y sin alguien que parezca que la reciba al fallecer y le ayude a dar el paso al otro lado.

Nombrar el caso de una comunicación vía psicografía con una anciana. Una señora que según nos informaba, se encontraba totalmente desubicada. Nos decía, mediante la medium, que buscaba desesperada su casa pero no la encontraba. Por tanto, no creo que me equivoque al decir que hay almas a las que no se les recibe para ir a esa otra supuesta dimensión. Es como si tuviéramos que dar un aviso progresivamente antes de poner punto y final a nuestra existencia en este mundo físico.

Algo que también podría influir es el total desconocimiento, y por qué no decirlo, y a la total negación de la posibilidad de la existencia de una vida después de la muerte.

Quizá este motivo también influyera al estado de la señora de la que hablaba con anterioridad.

Uno de los mayores peligros que veo al negar una existencia post morten, es la de poder entrar en shock, o sentirse totalmente perdido, e incluso seguir pensando que estás vivo o no reconocerlo. Esto último lo hemos podido comprobar en algunas investigaciones, ya que al recordar a la supuesta entidad su estado actual, esta no ha respondido de forma muy amable…

De ahí que, como dije en el programa de Noveleros en RTVC, toda persona debe darse la oportunidad de pensar que hay algo después de la muerte. Especialmente para evitar una situación como la anterior indicada. Al fin y al cabo, no se pierde nada al pensarlo y si en realidad no hubiera nada, nunca lo sabrás…


Suicidas…

Como ya dije en la reflexión sobre el suicidio en un post antiguo, algunos suicidas, no todos, parecen quedarse vinculados al lugar donde se quitaron la vida. En muchos casos las paragnostas ven como estas almas en pena, realizan en forma de bucle sus últimos momentos. Parece como si estuvieran obligadas a repetir tal acto hasta que la causa que lo obliga decida poner fin. La pregunta es quién está detrás de esto.

Por otro lado, y es algo que me ha llamado mucho la atención junto a las sensitivas de Gran Canaria Paranormal, es lo último vivido en el famoso caso de la Casa del Niño. La pobre mujer que sube la torre del centro de menores y se precipita desde la azotea.

Tras la emisión del programa de Cuarto Milenio sobre este recinto, hubo una invasión en masa al lugar, que a día de hoy parece que ha ido remitiendo. O al menos espero no equivocarme. No obstante, este grupo se acercaría apenas una semana después para ver los estragos que iba dejando la gente en este enclave.

Para nuestra sorpresa, las sensitivas apenas notaban a la entidad de la torre. Algo debía haber ocurrido para que así fuera.

Sin embargo, tras intentar sentirla en una de las zonas por donde hace su camino en bucle, una de las compañeras consiguió localizarla. Al parecer esta, había cambiado su actitud, lo cual da mucho pensar, tanto sobre el bucle comentado, como las connotaciones trascendentales del mismo. Sobre este asunto, hablaré en un próximo ebook, el cual contendrá las mejores entradas de este blog con anexos exclusivos más varios casos más.


Por último, reseñar que los motivos anteriores, son las formas más frecuentes por las que se han quedado entre nosotros las entidades que nos hemos topado a lo largo de las investigaciones. Sin embargo, hay otros porqués por los que nos podemos quedar pero que no detallaré en este post.


ANEXO 2 Enero 2017.

A finales de noviembre de 2016, don Santiago Vázquez, director y presentador del programa de misterio, “Más Allá De La Realidad”, me invitaría a participar en su programa para hablar sobre el asunto de que trata este post de grancanariaparanormal.com

Os dejo con el podcast para que lo escuchéis y los disfrutéis, pues no tiene desperdicio alguno.

https://www.ivoox.com/player_ej_15695674_4_1.html?c1=ff6600


Si te ha gustado esta entrada sobre “¿Por qué nos quedamos tras la muerte?”, te invito a que lo compartas en redes sociales y que comentes. Igualmente puedes seguirnos en nuestro canal de Telegram vía móvil. https://telegram.me/grancanariaparanormal

 

 

 

Anuncios

3 Comments

  1. Es un placer de nuevo participar en este e interesante reportaje. Tabú de muerte, a veces es pánico. ¿Qué hay tras la muerte? cosas maravillosas, a veces ocurren sucesos muy trágicos, ya sea accidentes o simplemente no eres consciente de la muerte. Sin duda, un misterio.
    Desde muy antiguo, el hombre ha querido saber más allá de la muerte. Tenemos un ejemplo con los egipcios. Una supercivilización muy avanzada, conscientes qué hay tras la muerte.
    Hoy por hoy, hay doctores que estudian a pacientes que han muerto. Después vuelven sin saber, por qué a la vida. Describen ciertos matices de armonía y no quieren volver.
    Siempre he creído y seguiré creyendo en la muerte.
    Gracias por tan magnífico reportaje.

    Saludos.

    Me gusta

    1. Gracias a ti amigo. Cierto es, aunque personalmente nunca me ha llegado un testimonio así (por ahora), pero al parecer así es. A muchas personas que tienen una ECM, les cambia la vida. Aunque no todas estas experiencias son buenas, algunas personas se encuentran con una imagen oscura y siniestra, avisándoles quizás, de lo que les puede esperar tras la muerte si no cambian su forma de vida. Un cordial saludo.

      Me gusta

  2. Mi concepto tanto por mis experiencias como persona religiosa que soy (Santero Espiritista).Las almas que se quedan en el mundo terrenal son seres que no siguieron la luz cuando pasaron al mundo de la verdad.En general suelen ser malos, burlones,frustrados etc.. y andan perdidos por no tener esa luz que les ilumine.Los espiritus y angeles de la guarda son dos conceptos totalmente distintos.Hay que distinguir tambien a los espiritus de poca luz o bajo astral de fenomenos denominados como satanicos puesto que viene siendo tambien espiritus de poca luz que se alimentan mediante los ritos ofrendas y sacrificios que es la unica funcion que conocen desde su muerte estos espiritus prebalesen des de hace miles de años y nunca fueron alcansados a la luz. La manera de alejar esos espiritus o entidades perdidas y molestas es ofreciendole luz o llamando aun espiritu de luz para que se lo lleve.Para ello se hace una llamada a los espiritus y guias de una persona mediante una misa espiritual ques una de las formas entre otras que hay.Un saludo para tod@s.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s