La sutileza de los fenómenos paranormales

Una de las cosas que aún quedan por hacer, y es algo sobre lo que escribí ya hace bastante tiempo bajo una calentura tras leer varias frases sumidas en la ignorancia, posiblemente por culpa del prejuicio que provoca el cine y otros medios, es concienciar a la gente de que los fenómenos paranormales o parapsicobiofísicos, son en la gran mayoría de los casos extremadamente sutiles. De tal forma que muy posiblemente muchos ignoren si en su propia vivienda están acompañados por alguien que no debería estar ahí, aunque sea un ser querido.

Después de dos años visitando lugares con fenomenología paranormal, debo decir que en gran número de casos, hemos tenido que provocar o experimentar con objetos para poder captar algo interesante. Esto no quita para que hayamos vivido fenómenos de gran intensidad y que más de uno saldría por patas hacia su casa sin mirar atrás. Por supuesto, para esto hemos tenido que reiterar numerosas veces las visitas a este tipo de sitios y así verificar que realmente existen ubicaciones realmente merecedores de llamarse, encantados. Sin embargo, en gran parte, los fenómenos que se pueden vivir casi siempre son muy sutiles. Apenas apreciables. Podríamos vivir toda la vida con alguien a nuestro lado y no saberlo salvo si tenemos experiencia en investigar o si tenemos a alguien con la capacidad extrasensorial que poseen algunas personas como mis queridas paragnostas de Gran Canaria Paranormal. Es por esto que he realizado la infografía que aparece más abajo con la intensidad y la frecuencia que podríamos encontrar en cuanto a fenómenos extraños.

giphy
Lugar propicio para todo tipo de fenómenos extraños.

En primer lugar podríamos seguir hablando de fenómenos casi imperceptibles y que fácilmente se pueden igualar a fenómenos fácilmente explicables. Quizá, a veces cuando estás en tu casa has sentido un frío repentino, o con menos frecuencia algo de piel de gallina. Es posible que hayas escuchado algún ruido, muy leve, como el movimiento casi imperceptible de una puerta, o de un cajón, una caja… Etc. Otras veces, mucho menos frecuentes se podrían escuchar pisadas… Pero de poca notoriedad. Pues bien, estos son en gran medida la mayoría de los fenómenos paranormales que vivimos en los lugares donde vamos. De ahí que tengamos que repetir una infinidad de veces e intentar provocar que reaccione la causa paranormal pertinente para conseguir alguna prueba para seguir estudiando el lugar visitado. Lo cual no recomiendo, al menos en cierta medida, pues en la finca San Rafael pude experimentar como caía un objeto muy cerca de mi, demasiado cerca tras molestar a la causa paranormal…

Y como he dicho, la perseverancia es el mayor aliado del buen investigador, pues sin ella, no hubiéramos vivido fenómenos más notorios como escuchar y ver puertas moviéndose, velas apagándose, folios cerrándose, sonidos de pasos más que notorios, frío intenso… Etc. Este tipo de fenómenos los hemos hallado en lugares dónde normalmente la causa paranormal era la antigua dueña o tuviera que ver de alguna forma con el inmueble en el que nos encontramos en ese momento y por tanto, aunque lo corriente es que en algunos casos no les haga gracia que invadamos su espacio, son fenómenos que finalmente tenemos que buscar. Aún siendo así, y apenas se noten, no quiere decir que drenen la energía de los vivos… Especialmente a las personas con más sensibilidad.

Por tanto, fenómenos mucho más violentos, como los que se suelen ver en las películas y que tanto han dañado a la reputación a lo que se entiende como fenómenos paranormales, son muy poco frecuentes, al menos bajo mi experiencia. No obstante, personalmente nunca los he vivido. Eso no quita para que personas cercanas no lo hayan vivido. Tal es así que una de las compañeras vivió en sus carnes fenómenos de poltergeist de gran calibre. Pomos de puertas abriéndose, lámparas de araña balanceándose, y lo más impactante… Rotura de vasos y muebles desplazándose… Fenómenos sin duda que no sabría decir si un servidor está aún preparado para vivirlos. Debo añadir que estos fenómenos se manifestaron sin ser buscados. Sólo Dios sabe lo que podría pasar si se provocaran, si es que se puede manifestar algo más intenso que lo detallado anteriormente… Sin duda, la causa paranormal no quería tal visita en su vivienda, y por lo que se ve, se manifestaba violentamente con la intención de que la testigo abandonara el lugar. Lo cual hizo sin dudar debido a lo terrorífico del momento. A pesar de lo dicho, me gustaría vivir algo parecido y sobretodo documentarlo como es debido. Aprovecho para preguntar a quién lea estas palabras que si sabe de algún caso parecido, no dude en contactar conmigo para visitar el lugar que quiera compartir con nosotros.

Sé que hay lugares donde es posible que haya fenomenología del calibre como he comentado. Con sucesos intensos. Posiblemente, hospitales, y lugares donde han ocurrido tragedias, como asesinatos o suicidios… Quizá en este momento estás pensando… Pero si ya has hablado de lugares donde se han ocurrido suicidios… Exacto, así es… Pero aquí también podríamos hablar de un factor determinante, El lugar físico donde ocurren los fenómenos… No es lo mismo estar al al aire libre, como un acantilado como en el faro de Arinaga que una vivienda con puertas, ventanas y demás objetos varios que suelen haber en las viviendas. Mucho más proclives al “juego” de la causa paranormal pertinente. Lo más parecido a algo así sería La Casa del Niño pero aún así se trata de un lugar abandonado y casi vacío del todo en cuanto a mobiliario. Y aún así, aunque encontráramos un lugar bien acondicionado para investigarlo, habría que descartar bien que los posibles fenómenos  fueran de índole natural o no.

A continuación dejo la siguiente infografía donde a groso modo se puede ver la frecuencia y la intensidad de los fenómenos paranormales o parapsicobiofísicos, como diría Germán de Argumosa por medio del gran Santiago Vázquez.

 

frecFenparap

Se que a pesar de que por mucho que escriba sobre este asunto siempre habrá quien diga las típicas frases … “Yo estuve ahí y no pasó nada”… Yo jugaba de pequeño en tal sitio y no pasaba nada parecido”…  Frases que surgen de la ignorancia y más tarde o más temprano se las tendrán que comer. En esta vida o en la otra…

Espero que te haya interesado esta breve entrada del blog de Gran Canaria Paranormal, y que a partir de ahora, al menos quienes hayan leído estas líneas, entiendan mejor la sutileza de la gran mayoría de los fenómenos paranormales así como comprender que quienes intentamos averiguar su significado viviendo en nuestra propia carne estos sucesos extraños e inexplicados, nos tenemos que armar de paciencia para dar con pruebas de que existe ese otro lado que a veces,  se nos pone por delante más de lo que pensamos sin nosotros darnos cuenta el 99 por ciento de las veces.


 

Anuncios

5 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s