Las almas en pena de Albiturría y Guiniguada


 

¿Por qué este lugar?

Finales del año 2010. Lugar, barrio de Albiturría, en el barranco Guiniguada bajo los puentes de la circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria.


 


Durante una noche y con una buena amiga que me acompañaba en ese momento visitando el lugar, sucede algo extraño. Mientras conversamos uno en frente del otro, a esta persona le cambia radicalmente la expresión de su cara y me invita a que nos vayamos del barranco lo más rápidamente posible.

Ante mi asombro , le empiezo a preguntar el porqué de tanta prisa. A lo cual, ella insiste en que nos metamos en el coche y nos alejemos del lugar, sin darme una explicación.
Al no obtener respuesta, lo primero que se me pasa por la cabeza es que el motivo de sus prisas por abandonar el lugar, es que hubiera visto alguna persona que se estuviera acercando con malas intenciones.
Saliendo ya de la zona, mi acompañante me da una explicación. El motivo. Una silueta, una presencia oscura vista entre los matorrales que parecía acercarse hacia nosotros. No era nadie físico pero tenía forma de hombre. No obstante, previamente esta amiga me había comentado que tiempo atrás había presenciado en primera persona como alguien caía al vacío desde la zona sur de los puentes de la GC-3… Algo traumático sin duda y que podía tener que ver con la sombra que merodeaba por los alrededores.

En cuanto me terminó de explicar lo que había visto, se me pasó por la cabeza volver hacia atrás para averiguar qué era, pero finalmente abandoné la idea, especialmente por lo asustada que ella parecía.

La primera visita con Gran Canaria Paranormal

Cierto es que el suceso ocurrido con aquella amiga había trasncurrido años antes de que Gran Canaria Paranormal entrara en proyecto y por lo tanto lo dejé como una anécdota. Eso sí, sería algo que no olvidaría y por ello sería, Albiturría, el primer lugar donde iniciara esta andadura a final de marzo de 2014 conjunto a un entrañable amigo, y que reflejo en el siguiente audio y mediante algunas imágenes (con fecha incorrecta) donde se aprecia polvo en suspensión (orbes) y algún mosquito que otro. Lo único que se podría destacar ese día sería la sensación de piel de gallina que manifestó el compañero, pero podría haber sido por sugestión o por algo de frío.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.


 

Datos del lugar

Dicho esto y antes de pasar a la visita que se realizó con mis dos queridas sensitivas o paragnostas, daré algunos datos del lugar en concreto. Muy breve, pues ya me supongo que al lector le interesa más los “datos paranormales” que otros datos más históricos y técnicos…

Según parece, este barrio aunque capitalino, es muy poco conocido, debe su nombre al obispo Don Manuel Verdugo de Albiturría, nacido en Las Palmas de Gran Canaria el 22 de agosto de 1749, fue el primer obispo de origen canario de nuestro Obispado, nombrado en el año de 1796. Murió a los 67 años de edad en su palacio de Las Palmas el 27 de septiembre de 1816. Más información en Teldeactualidad.com

En cuanto a algunos datos sobre el tramo del viaducto de la circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria comentar que el barranco de Guiniguada se salva con el viaducto del Guiniguada, de 561 m. de longitud, formado por dos estructuras paralelas, de 18,30 m. de ancho cada una, con alturas de pilas de hasta 100 m. y vanos de 78 m. + 140 m.+ 70 m. Las pilas se construyeron mediante la técnica de encofrado deslizante y el tablero mediante la técnica de voladizos sucesivos.
Más información en Acciona-Infraestructuras.es


 


 

La visita con las sensitivas

Después de más de un año desde mi primera visita a Albiturría con intenciones de investigar la zona, decido volver con mis compañeras sensitivas, para averiguar el posible motivo de lo que ocurrió en 2010.

Ambas ya mostraban malas sensaciones al acercarse al lugar. Esa estrecha calle de Albiturría que conduce hasta el barranco del Guiniguada es ciertamente siniestro durante la noche. Al fondo, el impresionante puente, el cual me hacía recordar de inmediato aquel momento con la amiga que presenció la causa paranormal, que se nos acercó por detrás, cerca de una de las bases de los pilares del viaducto.

Por fin, llegamos al lugar exacto donde ocurrió la experiencia. Como comentaba, las dos se sentían bastante afligidas, en especial una de ellas. Sabían perfectamente que allí había mucha energía, procedente de personas que habían fallecido por las cercanías. No obstante, las dos visualizarían a un hombre precipitándose desde lo alto del puente entre otras entidades. Sin embargo estaría sería la que contactaría con la medium.

Eva, la medium, canalizadora de espíritus, se predispone a realizar escritura automática, a pesar de que el resto le sugiriéramos que no lo hiciera, pues no sabíamos con lo que podía contactar dada la energía que se presentaba allí.

IMG_0205
Escritura automática en Albiturría – Bco Guiniguada

La situación era dantesca ya que parecía que la entidad con la que había contactado era un suicida que se había precipitado desde lo alto del puente de la circunvalación que atraviesa el barranco Guiniguada. Este, de nombre Dxxxxx, parecía llevar una foto de una chica cuando cometió tal desesperante acto. Preguntaba por ella, para ver si se encontraba bien. Respuesta imposible de dar por parte nuestra, evidentemente al carecer de esa información. Según transcurría la sesión de escritura automática, la presencia parecía estar más cerca de nuestra ubicación. Pues la compañera sensitiva evitaba en medida no mirar a los alrededores de donde nos encontrábamos. Por último le preguntamos si quería que le encendiéramos una vela así como orarle algo. No obstante, nos llevaríamos un gran sobresalto al ver como la medium empezaba a llorar de repente. A lo cual, nos explicaría más tarde exactamente el motivo. Esta, nos indicaría que la causa paranormal, le había mostrado su trágico final con una perspectiva en primera persona. Le hizo ver el momento exacto cuando saltó al vacío… Dada la situación, decidí que era hora de abandonar el lugar. No sin antes, bajar por un camino que conducía a uno de los pilares del viaducto de la circunvalación para dejar una vela encendida y dedicar una oración a las almas en pena que sin duda, allí se encuentran. Mencionar que en cuanto me alejaba del vehículo donde nos encontrábamos hacia la base del pilar, noté la piel erizada. Quizá fuera por sugestión… Quién sabe.

Investigación diurna

Desde aquella vez que acudí con las compañeras a Albiturría, no he vuelto a ir con ellas. La carga de energía que presenta el lugar es demasiado intensa para exponerlas tanto tiempo durante una investigación. Sin embargo, quise acercarme con luz de día al barranco Guiniguada antes de crear este post para poder ver bien el lugar y si pudiera ser, contactar con algún vecino y corroborar nuestras hipótesis sobre supuestas personas que se hayan suicidado allí.

El lugar, como muchos seguidores en las redes sociales habrán visto ya, es más que impresionante… La altura de las columnas que soportan el tramo que cruza el barranco Guiniguada dan vertigo. Y se me hace difícil pensar que a alguien se le puede pasar por la cabeza saltar desde tan considerable altura sin que le dé tiempo de recapacitarlo antes e incluso durante tal acto. Como dije en el post sobre la reflexión del suicidio, la intención es la madre de nuestros actos. Y sólo el creador o esa causa incausada, que es la fuente primigenia, sabe, conoce y puede ser quien juzgue al suicida. Por tanto, podríamos equiparar este lugar a otros visitados como, la famosa Casa del Niño o el faro de Arinaga. De los cuales espero poder volver a escribir algún día.


 


 

Terminando la visita diurna a Albiturría y al barranco Guiniguada, no me iría sin llevarme una sorpresa, la cual aumentaría la credibilidad de nuestras conjeturas sobre lo que ocurre en este lugar.
En una de las bases de los pilares del viaducto, habían escrito en forma de pintada el nombre de alguien y con las siglas D.E.P. Por lo que indicaba como mínimo que alguien había fallecido ahí. Como hipótesis se podría valorar el suicidio. Pero sólo como hipótesis.


 


 

Y por fin daría con la fuente de información que todo investigador que se precie debe buscar (aparte de los medios oficiales): Los vecinos de la zona. Pues quiénes mejor que ellos para dar testimonio de lo que sucede en cualquier sitio.

A pesar de que no encontrara muchas personas en Albiturría, daría con dos personas que trabajaban por la calle principal. A ellos les preguntaría por el nombre del barrio (corrigiéndome en la entonación del mismo y por lo que pido disculpas al pronunciarlo mal en los audios y vídeos..) y obviamente por lo que más interesa de la zona. Verificar si en el barrio se habían producido casos de suicidios. Estos no sólo me confirmaron tal dato, si no que también harían gesto de que es un hecho que se da con cierta frecuencia… No obstante, hablarían de más de cuarenta episodios de suicidio en la zona del barranco de Guiniguada. Teniendo en cuenta la corta edad que tienen los puentes, da mucho que pensar. Especialmente por la existencia de puentes mucho más antiguos como el de Silva, en la carretera del norte de la isla de Gran Canaria.

Según los testigos, la mayoría dejan los coches en la pista y se precipitan en cualquier punto del puente.. Y otros, se ahorcan en algún árbol del barranco. Por tanto, no es de extrañar la sensación de energía que despide el lugar y que afirma tanto la posibilidad de que aquella sombra que pareciera acecharnos en 2010 a mi amiga y a un servidor por la espalda, podría corresponder a alguno de estos suicidas, así como a la presencia con la que contactó la medium en la visita con Gran Canaria Paranormal.

Conclusión

Sobra decir lo que pienso y lo que me comunican las sensitivas cuando damos con casos de este tipo, y este es otro más que confirma lo que pensamos. Estas personas están vinculadas al lugar donde se suicidaron. Intentando huir de un problema que debe ser desesperante pero que sin embargo se agrava de forma ingente y que puede ser de un tiempo indefinido o determinado…(yo opto por lo segundo). Los motivos pueden ser de lo más variados así como la fuerza de voluntad y el apego por sobrevivir que tiene cada uno. Lo único que coincide en todos es la renuncia a la perpetuidad de la especie que por instinto, se supone que todos tenemos, pero que sin embargo, estas personas renuncian.

Finalmente, dejo a disposición del lector algunas imágenes sacadas en el barrio de Albiturría, junto al barranco del Guiniguada bajo los puentes de la circunvalación GC-3.


 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.



 

Anuncios

2 Comments

    1. Un lugar, sumamente cargado. Es más, un fan comentaba que cuando paseaba por la zona con el perro, este se mostraba reacio a estar allí. Un abrazo, Marcos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s