Cementerios de Tejeda y Artenara, y algo más…

Casa del Diablo

Muchas veces buscando el misterio en un lugar concreto, nos damos cuenta de que es el misterio quien nos busca a nosotros.
Como avisé en redes sociales, Gran Canaria Paranormal se adentraba en las altas cumbres de la isla de Gran Canaria. En esta ocasión nuestra intención sería adentrarnos en los cementerios de los municipios de Artenara y de Tejeda, así como visitar la Cueva Artiles, de lo cual hablaré cuando tengamos datos más fehacientes.

Cumbres de Gran Canaria
Cumbres de Gran Canaria

Nada más subir, nos acercamos al cementerio antiguo de Artenara, no sin llevarse una sorpresa la compañera al ver a alguien sentado en las escaleras colindantes al velatorio del pueblo..

Como decía, haría una rápida expedición al pequeño pero antiguo (1837) cementerio de Artenara… Donde una cancela da la bienvenida y señala el aspecto centenario del lugar. Un descampado reina la zona, y tan sólo un lateral de este, ofrece al visitante una pared de nichos sin nombre más otra donde podemos encontrar otros tres más donde sólo uno de ellos exclama el nombre del finado con fecha de 1920.

Nichos en cementerio antiguo de Artenara
Nichos en cementerio antiguo de Artenara

Una especie de habitáculo nos da la pista de que en su día el sepulturero trabajaba en ese lugar… Y no sólo eso.. Si no la presencia que según la compañera podía sospechar que se encontraba dentro…
Seguimos rumbo a nuestro lugar de descanso y para ello nos hospedaríamos en una barriada de casas cueva en el municipio de Artenara… Lugar con múltiples viviendas de este tipo en la ladera de una montaña con un precipicio pronunciado así como con un camino para senderismo donde su mayor virtud es la tranquilidad con la que se armoniza y donde se puede disfrutar de vistas como esta.

Buscando el misterio en las cumbres de Gran Canaria
Buscando el misterio en las cumbres de Gran Canaria

Sin embargo, durante una de nuestras expediciones por la zona, la compañera visualizaría como una presencia fantasmal femenina, reposaba en la zona baja del precipicio, acostada sobre unas rocas… Algo que nos llamó poderosamente la atención, especialmente al pensar que veníamos para hacer unas visitas a los cementerios de la zona y que no obstante, una vez más, gracias a esas ventanas al otro lado por donde se pueden asomar las sensitivas, nos topamos con el misterio sin esperarlo…
Debo añadir algo sumamente importante y clave de lo que ocurrió en este lugar casi oculto en Artenara. En dicho emplazamiento, descubrimos una perrita muy tranquila y amigable que según los vecinos era propiedad de la comunidad de vecinos… Ciertamente, se conocía la zona como la palma de su… Patita…

Nuestra querida amiga Chopsi
El sexto sentido de los perros puede ser muy real..

Perrita apodada por nosotros como Chopsi, nos seguía allá donde fuéramos a pesar de mantener cierta desconfianza. No obstante al ser Gran Canaria Paranormal amiga de los animales, rápidamente nos encariñaríamos con ella. Esto nos lleva a la madrugada de la primera de las dos noches que nos quedaríamos en el lugar. Con intención de ver un cielo estrellado espectacular, nos volvimos a encontrar con nuestra querida amiga, que no dudó en ponerse a jugar con nosotros en medio de la noche, siempre guardando el máximo silencio para el descanso de los vecinos del barrio.
Decidimos acercarnos a una cueva que aun estando vacía,le llamaba poderosamente la atención a la compañera en cuestión pero sin esperarlo, y a mitad de camino nos sorprende un ruido bastante notorio hacia la zona baja del resto de casas. Por si no fuera ya un tanto sospechoso, nuestra querida amiga Chopsi, rompe el silencio sepulcral del lugar con fuertes ladridos dirigidos hacia un lugar en concreto… Justo donde provenía el sonido que habíamos escuchado. Igualmente, la compañera sensitiva presintió que había algo entre la nada…

Entrada cementerio Tejeda
Entrada al cementerio de Tejeda

Una vez pasada la noche y darle vueltas a la cabeza sobre el suceso que había ocurrido, nos dirigimos durante la mañana al precioso pueblo de Tejeda, en especial su pequeño cementerio, para averiguar que nos podíamos encontrar en el lugar.
Una vez dentro, el visitante se encuentra con una larga pared de doble piso con nichos así como otros más pequeños en forma perpendicular con el mismo tipo de sepultura. Una pequeña cueva protege a una pequeña escultura de una virgen. Pocos transeuntes visitaban el lugar. No obstante, una señora que entraba para hacer su correspondiente ofrenda a algún fallecido, nos llamaría la atención al verla como si hablara sola, dirigiéndose a un nicho en especial, uno que al menos ese día era el único que ocupaba una pared vacía de nichos… Sin embargo la compañera, me comunicaría que puede que no estuviera hablando sola. Y no simplemente al nicho que he mencionado, sino a la presencia correspondiente a un señor, que se encontraba justo al lado de la sepultura. Una vez se despejara un poco más de los pocos visitantes del cementerio de Tejeda, Nos acercaríamos para comprobar el sexo y la fecha del entierro del finado. De sexo hombre, y la fecha… No hacía ni un mes en el que el difunto había pasado al otro lado. A diferencia de otros cementerios en los que la compañera había visto entidades junto a sus sepulturas o dirigiéndose hacia ellas, esta vez estábamos más seguros del lugar exacto donde yacía el cuerpo del señor que había hecho presencia… Seguidamente, en el segundo piso del que hablé en la descripción del cementerio, escuchamos unos ruidos como si fueran unos pasos… Algo inusual pues hicimos pruebas a ver si era algún ruido relacionado con el material del suelo y pensamos que no tenía nada que ver. Quizá tuviera que ver con algo más etéreo… Quizá tuviera que ver con la presencia de un chico de unos treinta años que vería la sensitiva paseándose por donde muestro en el video que expongo a continuación.

Camposanto de Tejeda. #graveyard #likeforfollow #like4like #instagood #instalike #cemetery #grancanariaparanormal #follow #followme #like4like #tejeda

A post shared by 💀GranCanariaParanormal👻 (@grancanariaparanormal) on

Ya por la tarde, en el barrio de las casas cuevas, un vecino muy gentil y su hermana, nos invitan a ver su casa por dentro. Conversando sobre el lugar y su historia, nos comenta que una señora se precipitó desde el otro lado del barrio justo donde se forma un precipicio de gran altura, y que en otra época una señora falleció al intentar proteger a su hijo, pues al ser un lugar con peligro de desprendimientos, le caería una piedra en la cabeza y fallecería…
Por último, al caer la noche, nos dirigiríamos tanto a la Cueva de los Artiles y a los camposantos de Artenara donde presumiblemente se podía entrar de noche sin problema. Añadiré un breve video sobre las sensaciones que se pueden vivir en plena madrugada en el cementerio más moderno de Artenara, en el cual no pudo entrar la sensitiva por razones que omitiré.

También añado alguna foto sobre el cementerio antiguo durante la noche, donde la compañera confirmaría que en su interior se hallaba una presencia en el habitáculo mencionado con anterioridad.

Pórtico del cementerio antiguo de Artenara
Pórtico del cementerio antiguo de Artenara
Nichos en el interior del cementerio antiguo de Artenara
Nichos en el interior del cementerio antiguo de Artenara
Habitáculo en el interior del cementerio antiguo de Artenara
Habitáculo en el interior del cementerio antiguo de Artenara

Finalmente, termino realizando algunas preguntas sobre lo vivido que seguramente hagan reflexionar a más de un lector… O al menos eso espero.

En cuanto al cementerio de Tejeda
¿Quién sería la presencia que se encontraba junto al nicho? ¿Correspondería esa entidad con la única sepultura que había en ese pasillo? ¿Será posible que la señora que parecía hablar sola, lo hiciera realmente dirigiéndose a la presencia? ¿Quién sería el chico que aparecería en el segundo piso? ¿Sería él el responsable del ruido que escucháramos ambos?

En cuanto al cementerio antiguo de Artenara..
¿Sería realmente el sepulturero quien sigue realizando su trabajo en el camposanto?

En cuanto los misterios en el barrio…
¿A quién ladraba nuestra querida amiga Chopsi? ¿Aquel especie de crujido que escuchamos en mitad de la noche fue un ruido natural o no? ¿Tendría que ver con lo percibido por nuestra amiga y la sensitiva? ¿Sería responsable la presencia que vio en el fondo del precipicio la compañera? ¿Tendrán que ver alguno de los casos de defunción que nos comentaron los vecinos ocurridos en el barrio?

Son innumerables las cuestiones que cada uno se puede hacer sobre estos casos ocurridos en los cementerios de Artenara y Tejeda así como lo sucedido en el barrio de las casas cueva… Mencionando sobretodo ese llamativo momento en el que parece ser que ese sexto sentido de los perros es tan real como lo pintan en otros medios de comunicación afines a este.

Anuncios

3 Comments

  1. Me encanta el misterio. Escribo novelas y siempre he visto Canarias como una puerta aberta a otra dimensión.
    Me ha parecido muy interesante. En los cementerios hay muchos espíritus. Algunos quedan entre nosotros porque no son conscientes de su muerte tan repentina. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s